⚠ Información COVID-19Leer aquí

Aprende a podar tus suculentas

Aprende a podar tus suculentas

¿Por qué cortar nuestras suculentas?

Generalmente cuando compramos un arreglo o una suculenta queremos que se mantenga intacta por siempre, pero no debemos olvidar que son seres vivos y que inevitablemente van a reaccionar frente a los cambios y a factores diversos como la luz, la frecuencia de riego, cambios de estación, espacios, etc. Por eso, necesitarán de nuestra atención y de la poda en algún momento, para crecer sanas, bonitas y bajo control. (Sabemos… es terrible pensar en cortes, pero hay que perderle el miedo a la tijera).

¿Cuándo hacerlo?

  1. Cuando se han estirado o deformado por falta de luz (etiolación).
  2. Cuando queremos propagarlas.
  3. Cuando necesitamos controlar su tamaño y mantenerlas limpias.
  4. Cuando queremos salvarlas de alguna plaga.

Ahora, ¿Cuál es el mejor momento para hacerlo?

Idealmente cuando están en su periodo de crecimiento activo. La gran mayoría lo hace en primavera/verano.

Evita podar cuando estén en periodo de latencia o reposo, por que les costará mucho más volver a crecer y tomar fuerzas.

¿Cómo hacerlo?

Es muy sencillo. Básicamente debes examinar la planta y cortar el tallo justo donde haya un grupo o conjunto de hojas arriba.

Aquí te mostramos una infografía:

También puedes revisar cómo se hace en este post, para salvar plantas estiradas o etioladas.

Poda por limpieza.

Hojas secas:

Es normal que a medida que nuestras suculentas van creciendo en la parte superior, dejen hojas secas y viejas en la parte inferior.

En la tienda
-10% OFF en tu primera compra, suscribiéndote al newsletter aquí

Para solucionarlo, solo debes quitar las hojitas en mal estado con la mano, y limpiar las que han caído de forma natural en la maceta para mantenerla limpia. Hay casos, como por ejemplo las Echeverias, en donde las hojas secas se acumulan en un gran colchón en la parte baja pegadas al tallo de la planta. Te recomendamos sacarlas con la mano (si es que se desprenden fácilmente) o ayudarte con una pinza pequeña, para no dañar el resto de las hojas sanas.

Si las dejas por demasiado tiempo, pueden ser el nido perfecto para las temidas plagas.

Varas Florales:

Las esperamos todo el año, pero no duran para siempre. Por eso, cuando se marchitan puedes cortarlas sin miedo. Incluso, puedes hacerlo antes de que se sequen al 100%, ya que muchas veces las floraciones ocupan toda la energía de la plantita , deteniendo el crecimiento de sus hojas y restándoles vitalidad. Además, los nuevos brotes y floraciones, son un manjar exquisito también para las plagas.


Dato extra

Cuando podes tu suculenta para propagarla o para recuperarla de una etiolación, te recomendamos no regarla de inmediato. Debes darle tiempo (entre 1 a 2 semanas) para sanar y para ayudarla a enraizar, luego de ser trasplantada.


Ahora que ya sabes cómo podar, es momento de darle una vuelta a tus suculentas.

¿Te gusto este artículo? :)
Ayuda