Esta es una pregunta recurrente que muchos nos hacemos cuando comenzamos a descubrir estas especies.

A lo largo del tiempo, se ha generado mucha confusión entre las personas respecto a estos términos.

Hoy queremos comentar sobre ello, para que aprendamos a reconocer nuestras plantitas y saber un poco más acerca de ellas. Ponte cómoda(o) y presta mucha atención para empezar ;).


Primero que todo, debemos tener claro que las suculentas o plantas crasas, son un grupo que incluye a los cactus. Es decir, que todos los cactus son suculentas, que pertenecen a diversas familias. No así las suculentas, ya que hay algunas variedades, que al igual que los cactus, también cuentan con espinas, pero no son de la familia de las cactaceas, como es el caso del Agave Americano Variegata (familia Agavaceae), por ejemplo.

Agave Americano Variegata – Foto por @mimercadito.cl

Las plantas crasas o suculentas, son aquellas que acumulan y almacenan agua en sus hojas, tallos y raíces. Las más comunes, tienen sus hojas gorditas o acolchonadas producto del agua, lo que les permite ser duraderas con poco riego.



Por otra parte, los cactus (Suculentas pertenecientes a la familia de las Cactaceas), cuentan con un tallo carnoso importante donde reservan agua, que puede tener o no espinas, según su especie.

Pero, ¿Cómo podemos diferenciarlas entre sí? ¡Ojo, aquí está el secreto! 😉

Una de las característica que nos ayudará a distinguir un cactus dentro del resto de las suculentas, son las llamadas “Areolas”. Básicamente una areola, es un pequeño nodo desde donde nacen las temidas y dolorosas espinas :P.

Se presentan como protuberancias de colores claros u oscuros en las orillas. Las areolas, dan origen también a los gloquidios desprendibles, que son aquellas espinas finitas, que parecen pelitos y que de solo rozarlas, ¡¡¡AUCH!!!.




[Desde las areolas también nacen las flores de algunas especies cactaceas.]


Respecto a las similitudes, pensamos que la mejor y más importante, es que todas tienen una belleza particular, que las hace ser especiales. Son plantas que sin duda, nunca dejarán de sorprendernos y maravillarnos con sus múltiples tonos, texturas y formas.

Si recién las vienes conociendo y quieres tener una, o ya eres super fan de las suculentas, te invitamos a que pases por nuestra tienda para conseguirlas. Son un complemento natural precioso, que hemos elegido para nuestros maceteros hechos a mano (L).

Un gran abrazo,
Team Mercadito.
=)