* Nuevo * Regadores Haws Handy Can — Comprar aquí

Macetas: Con drenaje v/s sin drenaje.

Macetas: Con drenaje v/s sin drenaje.

Para comenzar, tenemos que tener claro que nuestras suculentas y cactus no mueren directamente por la maceta en la que están.

Muchas veces, recibimos mensajes en donde nos comentan que la planta “murió por que la maceta no tiene drenaje”, o que “la maceta sin agujero no sirve, por que no puede drenar”.

Lo cierto es que nuestras plantitas no mueren ni se debilitan directamente por eso, sino, por los cuidados que nosotros mismos les damos a las plantas, en esa maceta en particular.

Generalmente el problema es por la cantidad de agua que aplicamos y por el nivel de humedad que hay en la maceta.

Recuerda que nuestras suculentas no toleran los excesos de humedad, por lo tanto, es ideal tenerlas en macetas de material poroso, como las nuestras de cerámica.

Puedes tener cactus y suculentas en macetas con drenaje o sin drenaje. El desafío está en cómo las cuidas y riegas, para no ahogarlas y mantener el sustrato como corresponde. (Aquí puedes revisar tips y trucos para el riego).

Revisemos ahora en detalle lo bueno y malo de cada una:

Macetas con drenaje

Son ideales para tenerlas en exterior, ya que con ellas no necesitas tener la precaución de que escurra el agua o de que se encharque, luego de una lluvia torrencial.

Con estas macetas, puedes regar sin miedo y aplicar agua abundante hasta que drene por el orificio, haciendo la tarea un poco más fácil.

¿Problema?

Es que no aprendemos a medir la cantidad de agua necesaria para nuestra planta, cayendo muchas veces en el sobre riego, entonces el sustrato permanece húmedo más de la cuenta. Y como muchas veces seguimos las instrucciones al pie de la letra sin pensar en las condiciones de nuestro propio espacio (lugar más o menos húmedo, más o menos luminoso, etc.), volvemos a regar a la semana siguiente, sin esperar a que el sustrato se haya secado entre riegos, ahogando nuestra plantita.

(*Recuerda que un espacio con poca iluminación + exceso de humedad es mezcla fatal para nuestras suculentas).

Otro problema recurrente en las macetas con drenaje, es que muchas veces, ponemos un plato en la base para regar y que no escurra el agua. Esto también puede perjudicar a nuestros cactus y suculentas, ya que el plato solo hará que se retenga la humedad por más tiempo en la base. Entonces, si regaste con mucha agua tu planta, y dejas además, todo el exceso que quedó en un gran charco en el plato, las raíces irán por esa agua, sobrealimentándose y pudriendo tu plantita.

¿Que recomendamos?

Utilizar el plato para regar, pero no mantener la maceta con drenaje por mucho tiempo sobre ese plato lleno de agua o de humedad.

Riega, espera a que el agua drene por el orificio, y el exceso o humedad que quede en el plato lo eliminas.

(*Una excepción a esta regla es cuando se riegan nuestras plantas por capilaridad, es decir, cuando el riego se hace por el agujero de drenaje, apoyando la maceta en un plato o contenedor con agua. Generalmente esto se hace cuando las plantas tienen rosetas tupidas o follaje abundante, que no permiten el riego por arriba, como lo hacemos tradicionalmente).


Macetas sin drenaje

Ideales para tener en interior, ya que el agua no escurrirá, ni mojará nada. No necesitarás invertir en platos adicionales.

Estas macetas te “obligarán” a ser más cuidadoso con el riego y aprenderás sí o sí, a reconocer cuándo debes regar y en qué cantidad.

(*Generalmente cuando hay drenaje nos relajamos y no medimos absolutamente nada).

En el caso de las macetas sin orificio, la capa de gravilla ayudará con el drenaje, ya que el exceso de agua quedará entre las piedras, y no directo en la raíz de la planta.

¿Problema?

Básicamente lo mismo que en el caso anterior. Si no eres ordenada(o) con el plan de riego y no controlas mucho la cantidad de agua que aplicas o la humedad que hay en tu maceta, puedes caer fácilmente en el sobre riego y ahogar tu planta.

Debes tener presente, que en el caso de las macetas sin orificio de drenaje el agua no seca rápidamente, por lo tanto, el control de humedad (por ejemplo, con la técnica del palillo de brocheta que puedes ver aquí en el punto Nº6) será fundamental para poder medir y saber cuándo regar nuevamente en este tipo de macetas.


Resumiendo, para este tipo de plantitas no es tan relevante si la maceta tiene o no el agujero de drenaje, lo importante es aprender a controlar el riego y la humedad en ambos casos y aplicar criterio. Si tienen drenaje, posiblemente nos podemos relajar un poco más, pero siempre observando y midiendo la humedad entre riegos para no sobre regar, y en el caso de que no tengan drenaje, tendrás que estar más atento a la cantidad de agua para no ahogarlas, pero a la larga habrás aprendido a manejar mucho mejor cuanto necesitan en realidad y en qué frecuencia, para que la plantita esté a gusto en su maceta.

En ambos casos, tus suculentas pueden crecer hermosas. Lo más importante es dedicarles tiempo con estos consejos y siempre PROBAR en base a las condiciones de tu propio espacio.

(*Recuerda que en nuestra tienda, hay modelos de macetas donde puedes elegir si las prefieres con drenaje o sin drenaje, lo que también te permite usarlas no solamente para cactus y suculentas, sino que también, para plantas de interior u otras especies).

Abrazos para todos!
=)

¿Te gusto este artículo? :)