Propagación de especies por agua

Propagación de especies por agua

Este método de propagación se ha puesto muy de moda por lo sencillo que es, entre todos los amantes de las plantas. Es una excelente alternativa para crear rincones botánicos bonitos, donde mezclar macetas, frascos y especies diversas, lo hace mucho más entretenido y atractivo.

Solo necesitarás paciencia y ganas de experimentar. No olvides nunca que esto siempre es prueba y error 😉


Para propagar esquejes de hoja en agua (en este caso de suculentas), te recomendamos los siguientes materiales:

  • Esquejes de hoja saludables (Muy importantes para lograr el éxito).
  • Papel Alusa
  • 1 Elástico para afirmar el papel Alusa por el borde (*opcional)
  • 1 pocillo bajo (poco profundo)
  • Cuchillo con buena punta o palillo de brocheta.

* Ojo: Para propagar especies colgantes como por ejemplo un Senecio Rowleyanus (Rosario), puedes utilizar tubos de ensayo o pocillos más profundos para que se afirmen bien.

Procedimiento:

Primero recolecta tus esquejes de hoja, recuerda que deben ser sanos para que nos funcione bien la técnica de propagación por agua. Al sacarlas, recuerda que el corte debe ser limpio, siempre con hojas intermedias de la planta madre. Nunca saques hojas de la parte superior de la planta (hojas nuevas), ni menos de la parte inferior (hojas más antiguas), ya que por lo general estas son hojas que no están 100% saludables.

Para empezar, llena el pocillo de agua fresca y séllalo con el papel Alusa, bien tirante. Si no es de muy buena calidad y no se pega bien al borde del pocillo, ténsalo y afírmalo con 1 elástico por la orilla.

Con un cuchillo o palillo de brocheta has pequeños orificios en el Alusa, para incrustar las hojitas. Procura ir poniéndolas con mucho cuidado, para que no se te vayan al fondo.

 

Es importante que solo quede en contacto directo con el agua, el extremo de la hoja que estaba pegado al tallo de la planta madre, el resto debe quedar fuera (hacia arriba) como en la imagen.

Ubica tu pocillo en un lugar templado, con buena iluminación natural y sin luz solar directa. Ahora, solo paciencia y a esperar a que aparezcan las raíces!!


Cuando vayas a propagar esquejes de tallo en agua, sugerimos:

  • 1 pocillo alto (profundo). Por ejemplo un vaso, tubos de ensayo, vaso de precipitado, etc.
  • Gajos o esquejes sanos de la planta que quieras reproducir.

Procedimiento:

En este caso, es tan simple como llenar de agua nuestro pocillo y poner nuestros gajos o esquejes en él. En caso que necesites afirmarlos un poco para que no se te de vuelta el frasco con el peso (especialmente con gajos de suculentas que a veces suelen ser un poco más pesados que un esqueje de planta de interior), puedes ayudarte con la misma técnica del papel alusa que explicamos más arriba o usar un pocillo con una profundidad mayor, que se adapte mejor al esqueje que quieras reproducir.

No olvides nuevamente ubicar tu pocillo en un lugar templado, con buena iluminación natural y sin luz solar directa para esperar a que suceda el milagro!!


Aquí te dejamos un ejemplo con esquejes de una Tradescantia Pallida. Una vez que ya crecieron sus raíces, esperamos a que tengan un buen tamaño para trasplantarlas a una maceta, con una buena mezcla de sustrato para suculentas.

Esqueje plantado de «Tradescantia Pallida» en Maceta Cilindro Mi Mercadito

IMPORTANTE: Recomendamos ir cambiando el agua del frasco o pocillo, una vez por semana. Con esto ayudarás a que tus esquejes siempre tengan sus raíces perfectas, frescas, limpias y sin musgo.

Hasta una próxima!
=)

¿Te gusto este artículo? :)