3 Suculentas colgantes que tienes que tener en tu colección.

3 Suculentas colgantes que tienes que tener en tu colección.

Las plantas colgantes son una obsesión para nosotros. Hermosean y funcionan perfecto en cualquier lugar bien iluminado, con o sin compañía. Pueden ser 100% las protagonistas de un espacio, robando toda la atención y todas las miradas.

La primera de nuestras favoritas, y pedida por todos para este post, es el famoso Senecio Rowleyanus, conocido también como “Rosario” o “collar de perlas”.

Maceta Huevo con Senecio Rowleyanus
Maceta Cilindro con Senecio Rowleyanus
Maceta Píramide Amarilla con Senecio Rowleyanus

Esta especie en particular, es tremendamente decorativa y atractiva por sus hojas en forma de bolitas. Produce flores blancas de primavera a otoño, por lo tanto, es muy normal que podamos verla florecida antes que a otras especies suculentas.

Senecio Rowleyanus Flor

El Senecio es originario del Sur de África, se desarrolla en base a tallos largos y delgados de los que nacen estas pequeñas bolitas separadas entre sí. Estas hojitas constituyen su reserva de agua, la cual les permite sobrevivir a las sequías o lugares más secos. Si la observas bien de cerca, podrás ver que en los costados de estas bolitas hay una pequeña línea casi transparente, que es por donde les llega la luz.

Nuestro Senecio estará a gusto cuando veamos que las bolitas están de un verde intenso y turgente. Si están opacas y arrugadas, posiblemente tendrás que mejorar sus condiciones de luz y agua. Se da muy bien en ambientes con iluminación brillante, sin sol directo por eso muchos la usan en interior, pero puede prosperar también en un lugar más soleado, si le proporcionas riego frecuente. (*Ojo con encharcar y ahogar la planta, no olvides que en general son especies que requieren de agua moderada, así que el control de humedad en el sustrato es fundamental antes de aplicar un nuevo riego).

Un truco que nosotros usamos y que nos ha funcionado bastante bien con esta plantita, es rociar sus hojas cuando ya hemos aplicado el riego, y dejarla así solita, bien fresca, hasta cuando el sustrato este bien seco y le vuelta a tocar su nuevo riego.


La seguna especie colgante que amamos es el Sedum Morganianum.

Maceta Píramide Gris con Sedum Morganianum
Maceta Rombo con Sedum Morganianum

Si hablamos de suculentas colgantes, definitivamente esta para nosotros, es la reina de reinas.

Se les conoce como “Cola de burro”. Es ideal que se contenga en una maceta grande y de altura, ya que tiende a ser muy pesada, a medida que va creciendo.

Sus hojitas son muy frágiles, así que lo ideal es que la ubiques en su lugar definitivo para que no tengas que moverla constantemente.

Esta suculenta es nativa del Sur de México y a pesar de que viene de un clima más bien cálido y tropical, se da increíble en interior con buena luz natural brillante.

Evita ponerla a pleno sol, ya que puede quemarse con facilidad. Podrás reconocer la falta de luz cuando crezca muy débil y pálida, su color ideal es el verde azulado como en la foto de aquí abajo.

Sedum Morganianum con tonalidades azules

Al igual que el resto de las suculentas, almacena agua en sus hojas para sobrevivir en tiempos de sequía o de mucho calor. La dinámica del riego es básicamente igual que en el caso del rosario, una vez por semana en verano, y en tiempo de reposo (otoño-invierno) cada 15 días y cuando el sustrato esté bien seco. Si las hojas se arrugan, es por que necesita de mejor hidratación, así que tu observación será clave.

Si está feliz, es muy posible que en temporada de primavera/verano te regale un hermoso ramillete de flores fucsias en la punta de cada rama. ¡ Son una maravilla!

Sedum Morganianum Flor

Y por último, pero no menos impresionante, la Othonna Capensis. Conocida también como “Ruby Necklace” o “collar de rubí”.

Maceta Cilindro con Othonna Capensis
Maceta Cilindro con Othonna Capensis

Esta suculenta es más bien de carácter rastrero (cubre suelo), pero generalmente se utiliza como planta colgante.

Es increíble por que puede florecer en cualquier época del año, regalándonos pequeñas flores amarillas que contrastan de manera hermosa, con sus tallos púrpura.

Othonna Capensis Flor

Sus hojas son como gotas alargadas que se pueden mostrar de un verde intenso o incluso púrpuras, al igual que el tallo, cuando reciben buena luz solar filtrada. A menos luz, se pondrán más verdes.

Si la tienes a pleno sol con altas temperaturas, podría quemarse con facilidad, así que la recomendación es observarlas siempre. La luz solar filtrada es su favorita 😉

Según nuestra experiencia, a diferencia de otras suculentas, esta especie disfruta un poquito más la humedad. Asi que no es necesario que riegues cuando el sustrato esté bien seco como pasa en los dos casos anteriores. Puedes perfectamente esperar a que se seque la primera capa de la tierra para aplicar un segundo riego, solo si hace mucho calor o la temperatura está muy elevada.


Estas 3 especies que hemos revisado, puedes plantarlas sin problemas, usando el sustrato que ya hemos enseñado en post anteriores.

Recuerda que todos los tips ayudan, pero no aseguran el éxito total. Siempre debes ponerlos en práctica considerando las condiciones de tu propio espacio (Más o menos humedad, más o menos luz, lugar más o menos seco, etc).

Esperamos que les haya gustado este nuevo articulo 🙂

Saludos.

¿Te gusto este artículo? :)