¡Aprovecha! sólo por este fin de semana, hasta 25% de dcto. en macetas Rombos 🌵 - Ver producto Descartar

No hay receta exacta para el cuidado de nuestros cactus y suculentas. Son seres vivos, por lo tanto, hay que experimentar y observarlas. Aquí dejamos algunos consejos para sus cuidados:

Riego

Preferentemente utilizar jeringas o jarro de boquilla pequeña.

  • Cantidad:
    • Agua moderada (proporcional al tamaño de la maceta). (1)
    • Aplicar nuevo riego sólo cuando la tierra esté completamente seca. (2)
  • Verano:
    • Cactus y suculentas: 1 vez por semana.
  • Invierno:
    • Suculentas: 1 vez cada 15 días.
    • Cactus: 1 vez al mes.

Todo va a depender del lugar en donde se encuentre tu planta y macetero (espacio más o menos húmedo).

Para complementar esta información revisa nuestro post: "TOMA NOTA: Cómo, cuándo y con qué regar."

Luz

Dale a tu planta la cantidad correcta de luz. La mayoría de nuestras especies disfrutan de luz solar indirecta brillante. Ubícalas en un lugar con buena iluminación natural.

Suculentas: Evitar la exposición directa al sol. (3)

Cactus: Pueden estar expuestos al sol sin problema. (3)

Temperatura

Evitar la cercanía a calefactores o aires acondicionados. No son resistentes a cambios bruscos de temperatura.

En invierno es preciso tener mayor cuidado con tus suculentas, ya que hay especies que no resisten temperaturas muy bajas. (4)

Plagas

Asegurate de revisar tus plantas regularmente para detectar insectos molestos. Pueden causar enfermedades y daños a sus plantas.

Si tu planta tiene alguna plaga, revisar nuestro post: "Plagas al ataque"

Notas riego:
  • 1. Para el caso de los maceteros ladeados, al no tener gravilla en la parte superior, recomendamos aplicar el agua de manera lenta y pausada ya que costará un poco mas su absorción.

  • 2. La idea es que el agua humedezca la tierra y las raíces de nuestra planta. Se debe evitar el estancamiento del agua (charcos de agua).

    Como nuestras macetas no cuentan con orificio de drenaje, es importante que no estén expuestas bajo la lluvia por demasiado tiempo, ya que esa agua podría producir un gran charco en la tierra, mojando en exceso las raíces y debilitando finalmente nuestro cactus o suculentas.

Notas luz:
  • 3. A considerar: Con muy poca luz, nuestras sucuelentas pueden debilitarse y morir, pero si reciben demasiada luz, pueden sufrir quemaduras.

Notas temperatura:
  • 4. Lo ideal es que si las tienes en exterior, las protejas llevándolas al interior de la casa o dejándolas bajo techo. Puedes usar algún protector plástico haciendo una especie de invernadero. La idea es evitar las corrientes de aire frío y la lluvia en exceso.